Squirt, la cera de los mejores